Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

4

Nuestros pies son los grandes sufridores de nuestro cuerpo, soportan nuestro peso, presiones y fuerzas de rozamiento dentro del calzado.

Sin duda una de las lesiones mas frecuente en consulta, es la aparición de durezas en los pies (hiperqueratosis) y callitos (helomas) Las durezas son un mecanismo de protección de nuestros pies para soportar la presión extra en algunas zonas o bien para soportar la fricción dentro del zapato.

Las durezas también pueden mostrar al podólogo un patrón de marcha alterado, al igual que un coche desgasta más sus neumáticos por una zona u otra, manifestando de esta manera que algo en la dirección o en la suspensión no va bien, las lesiones dérmicas que aparecen en nuestro pie nos dan pistas sobre una biomecánica alterada del pie.

El acto de eliminar las lesiones dérmica de la piel (durezas, callitos, talones secos..) se conoce en el argot podológico como Quiropodia.

¿CÓMO SE REALIZA LA QUIROPODIA?

5

Con bisturí comenzamos quitando las capas mas superficiales y duras de la lesión dérmica y una vez hayamos eliminado casi toda la dureza procedemos a limar la zona con un instrumento llamado “pieza de mano” que actúa como una lima eléctrica para dejar la superficie lisa y sin imperfecciones. También procedemos en el mismo acto a eliminar el núcleo duro del callito para que deje de molestar.

¿DUELE LA QUIROPODIA?

6

En algunos momentos y con algunos pacientes la eliminación del callito puede producir alguna ligera molestia pero es del todo soportable ya que el dolor es mínimo y de corta duración.

La mayoría de los pacientes que vienen por primera vez al Podólogo lo hacen con miedo y casi siempre llevan mucho tiempo soportando las molestias y aguantando ese dolor. La frase que resumiría de forma perfecta las sensaciones del paciente una vez que acaba el acto sería:

“¿POR QUÉ NO HABRÉ VENIDO ANTES? YA NO ME DUELE AL APOYAR”

2

Todo el instrumental utilizado en consulta pasa por un riguroso control de esterilización: Ultrasonidos, sellado en bolsas independientes y Autoclave de uso hospitalario.

A parte de eliminar las lesiones dérmicas el Podólogo puede aconsejarte mejor que nadie sobre los aspectos mas importantes para prevenir la aparición de las lesiones así como otros tratamientos necesarios para mejorar la función de tu pie.

En la mayoría de las salas de estética antes de comenzar el tratamiento sumergen los pies en una baño de agua para reblandecer la piel. Este tipo de práctica aumenta las infecciones ya que no existe un control de esterilización de un paciente a otro. Sin hablar del los instrumentos utilizados que no pasan por ningún control de esterilización adecuado.