Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

1

PIES SANOS EN 7 EJERCICIOS

Los pies son los grandes olvidados de nuestro cuerpo, el calzado tradicional los aísla de cualquier estímulo lo que se traduce en debilitamiento y rigidez. También los comprime con las punteras estrechas lo que provoca deformaciones y dedos desalineados.

Aplicado al mundo del deporte podemos decir que muchas lesiones derivan de problemas en los pies, especialmente en corredores, por tanto si los cuidamos y fortalecemos vamos a reducir bastante el riesgo de lesión.

Nuestros pies no están preparados para estar 14 horas al día encerrados, comprimidos y sin estímulos. Por suerte hoy en día disponemos de una amplísima gama de calzado minimalista que cubre las necesidades en la mayoría de ocasiones (calzado deportivo, zapatos, zapatillas de vestir, sandalias, etc).

El pie es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo,  además de soportar todo nuestro peso, cuenta con una multitud de huesos y músculos que lo hacen una de la estructuras más compleja de nuestro organismo.

Ahora que estamos de vacaciones podemos aprovechar algunos minutos de nuestro tiempo libre para prestar atención al cuidado de nuestros pies e intentar tener unos pies sanos. A continuación compartimos 7 sencillos ejercicios para mantener unos pies saludables:

Ejercicio 1. Andar descalzo cada día, de 10 a 15 minutos.

Ejercicio 2: Flexionar y girar los tobillos varias veces.

3

Ejercicio 3: Flexionar y girar cada uno de los dedos del pie con la mano.

Ejercicio 4: De pie, con los pies juntos, elevarse lentamente hasta quedar apoyado en las puntas de los dedos. Luego, bajar poco a poco hasta que los dos talones se apoyen en el suelo.

5

Ejercicio 5: Recoger objetos con los dedos de los pies.

2

Ejercicio 6: Caminar apoyado sobre los talones.

Ejercicio 7: Caminar primero apoyado sobre los costados internos de los pies, y luego sobre los externos.

La realización de estos ejercicios además de mejorar la circulación sanguínea y contribuir a la eliminación de toxinas, ayuda a calmar los dolores de espalda, piernas y pies, mejora la flexibilidad y relaja los músculos del cuello, mejora la prevención de las cefalea y ayuda a la circulación sanguínea previniendo la aparición de las varices.

Te animamos a que los realices tres veces a la semana y veras como comienzas a tener unos pies más sanos y fuertes