Share on Google+Share on FacebookTweet about this on Twitter

 

 

1

Las infiltraciones en consulta suponen una gran herramienta terapéutica. Existen gran variedad de patologías podológicas susceptibles de ser infiltradas. Pueden ser de tipo intra-articular, aunque las que se realizan frecuentemente en la práctica clínica, son aplicadas en tejidos blandos como por ejemplo:

  • Bloqueos nerviosos mediante anestesia
  • Fascitis Plantar
  • Neuroma de Morton
  • Tendinitis Aquilea
  • Bursitis Aquilea
  • Síndrome seno del Tarso
  • Metatarsalgias
  • Espolón Calcáneo
  • Otras tendinitis

2

Existen hoy en día una gran variedad de medicamentos que se pueden infiltrar en cada caso y siempre valorando riesgo/beneficio. Según las características físicas de nuestro paciente, actividad,   lesión y localización de la misma. Es muy importante informar a nuestros paciente de los riegos que puede entrañar la técnica por qué se hace indispensable el “Consentimiento informado”

“Al tratarse de una técnica invasiva siempre es preferible realizarlas de forma Ecoguiada”.

Así hoy en día tenemos a nuestra disposición:

Infiltraciones en el pie con Corticoesteroides

Los Corticoides son la sustancia con mayor poder antiinflamatorio que existe, y pueden ser utilizados tanto en lesiones crónicas como agudas. Si bien es verdad que este tipo de infiltraciones actúan mucho mejor en lesiones agudas (hasta 6 semanas) que en lesiones crónicas (más de 6 meses) donde ya se ha producido un daño en los tejidos.

3

Infiltraciones en el pie con Colágeno MD

El Colágeno es una proteína esencial del cuerpo y forma una parte esencial de tejidos, músculos, tendones, capsulas articulares y huesos.

Las ventajas del Colágeno infiltrado son :

  • Ayuda a regenerar el tejido dañado
  • Se puede utilizar en diversas patologías tanto agudas como crónicas
  • No tiene contraindicaciones por qué se puede utilizar en un mayor número de población (Diabetes, pacientes anticoagulados…) en incluso en niños a partir de los 12 años.
  • Se pueden utilizar tantas infiltraciones como sean necesarias hasta la mejoría de los sí
  • Al contrario que los Corticoesteriodes se puede infiltrar en pequeñas cantidades dentro del tendón.

¿DUELE LA INFILTRACIÓN EN EL PIE?

A todos nos da miedo la aguja, eso es innegable, y quizás ese miedo hace que el tratamiento pueda hacer pensar que se trata de una técnica dolorosa. Molesta menos de lo que la gente se piensa. Pero como siempre dependerá del Umbral de dolor de cada persona y de la región anatómica que vamos a tratar.

¿CUANDO DECIDO HACERME UNA INFILTRACIÓN?

A priori, la infiltración en el pie no es la técnica de primera elección para tratar a un paciente, antes debemos probar con tratamientos conservadores: Vendajes, estiramientos, Plantillas…. Si el paciente no demuestra mejoría o esta ha sido muy leve es donde podemos plantearnos hacer una infiltración como ayuda de los tratamientos anteriores.

Como siempre la elección de la infiltración o no, dependerá del grado de lesión, el tiempo de evolución y las necesidades de nuestro paciente.